Puerta con acceso por huellas dactilares


Imagina poder asegurar tu hogar con lo último en tecnología y al mismo tiempo eliminar el dolor de cabeza que significa perder las llaves o acordarse de las claves de acceso compartidas. La respuesta está en instalar pomos de puertas que se activa a través de los datos biométricos de las huellas dactilares. Sí, ya sé que parece de película y tenéis razón, hasta ahora sólo lo veíamos en las películas. Pero esta tecnología cada vez se utiliza más en los productos que pueda consumir un ciudadano de a pie.


Básicamente, uno llega a su puerta, apoya el dedo sobre la pantalla y la puerta se abre al instante. El sistema de verificación de huellas y el pomo de la puerta se combinan en una unidad de fácil instalación. El procedimiento de registro y borrado de huellas dactilares se realiza en el mismo pomo de la puerta, por lo que se puede autorizar hasta 120 huellas dactilares de personas a las que les permitas acceder a tu casa.
Ahora yo me pregunto ¿qué pasa si se corta la luz? ¿Nos quedamos atrapados dentro o se desactiva el sistema dejando el libre acceso? Inquietante, ¿no?…..